El método no es complicado en si. Solo consta de 7 ejercicios. Aunque la mayoría de las personas pueden hacer solo 4 o 5 dependiendo de su patología.

Lo primero que deberías de hacer es aprender la pausa de control, a al menos conocerla.

Puedes aprender mas sobre la Pausa de Control en este enlace

O haciendo el vídeo curso gratuito, al que te puedes subscribir AQUI.
Los ejercicios se pueden hacer sentado, tumbado, y caminando. Aunque al principio hay que prestarles mucha atención, son fáciles de integrar en una rutina diaria, y al final uno no hace los ejercicios sino que aplica el método si darse cuenta, ya que si lo deja de hacer, vuelven los síntomas que habían desaparecido. 

   Como ya he mencionado, durante uno a tres meses, el practicante debe ser riguroso y estricto a la hora de hacer los ejercicios, tanto de la ejecución como de la programación.


Si el practicante hace las cosas como se le proponen, en un mes tendrá una grandísima mejora, en tres meses, notará cambios mas profundos; y en seis meses, los ejercicios desaparecen ya que el practicante ha realizado cambios profundos en su fisiología, y la practica se realiza de forma natural.

En un mes, cambio radical; en seis, adaptación total. ¿estas dispuesto a hacer este esfuerzo que cambiara tu vida?.

Si por alguna razón, estrés, emociones, angustias o cualquier otra, los síntomas volvieran solo tiene que volver a aplicar los ejercicios y todo será controlado de forma sencilla.

Lo primero es manejar bien la pausa de control. Este ejercicio, juega un doble papel. Por un lado es un ejercicio en si, por otro y mas importante es el valor de referencia que va a guiar nuestra evolución.

  El objetivo de todos los ejercicios es reducir la cantidad de aire, respirar por la nariz, de forma abdominal, mientras se mantiene una ligera sensación de ahogo, una ligera necesidad de aire.

  Solo asi se consiguen los beneficios.

  Es como si hiciéramos una restricción de aire, o mejor, una dieta de aire. Esto es lo que ayuda a regular los centros respiratorios a respirar menos, reducir la cantidad de aire respirado y a mejorar la oxigenación celular.

  La fisiologia sera explicada mas adelante, pero nadie necesita saber mecánicamente para llevar un coche, así como no es importante conocer la fisiología para sentir los beneficios del método Buteyko. Pruébalo, y siéntelo.

 

Aprende mas en el video curso gratuito.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *